APLICACIÓN DE LA BASE DE MAQUILLAJE – PASO A PASO

¿Con un pincel, con las uñas, con toquecitos, emborronando, con o sin crema? ¿Quién de nosotras no tiene dilemas similares durante la aplicación de la base de maquillaje? Basta con aprender unos consejos de belleza para realizar el maquillaje perfecto.

El cuidado es lo primero. Ninguna base de maquillaje lucirá bien en un rostro desaliñado. Si te maquillas antes del trabajo o de la escuela, el llamado maquillaje diario, refresca tu piel con un tonificante claro o aplícate una crema hidratante (esto debería hacerse especialmente durante el invierno) y rocía agua termal justo antes de aplicar la base de maquillaje. Cuando se absorban los cosméticos, puedes aplicar una base de maquillaje. Si te maquillas por la noche, empieza eliminando de forma precisa el maquillaje llevado durante el día. No retoques el maquillaje que llevabas durante el día. Lo único que conseguirás de esa manera es un aspecto cutre y tu piel quedará cubierta de capas innecesarias de cosméticos. Después, limpia tu cara con un tonificante, realiza el proceso de exfoliación de la piel y aplícate una mascarilla facial. Antes de aplicar la base de maquillaje, aplica una crema hidratante o suaviza tu cutis con un aceite.

¿Cómo aplicar una base de maquillaje en verano? Empieza con una crema hidratante y, después, aplica una crema protectora solar. Después de eso, realiza tu rutina de maquillaje. Si te da miedo que la crema resalte las partes secas de tu piel, exfolia tu piel antes. Este procedimiento debería suavizar tu piel y facilitar la aplicación de otros cosméticos. En lo que respecta al protector solar, aplícalo según lo descrito en las instrucciones. Sólo una aplicación correcta evitará que el cutis se seque y que la cara se blanquee en exceso (aunque todos los protectores solares blanquean un poco la piel de la cara). La buena noticia es que algunos cosméticos que protegen contra el sol pueden sustituir a una base de maquillaje.

Ahora es el momento de la base de maquillaje. Echa una pequeña cantidad del producto en tu palma. Al hacer esto, el cosmético se calienta rápidamente y, como consecuencia, es más fácil de distribuir en tu cara. La base de maquillaje se puede aplicar con un pincel, una esponja o los dedos. Todas las formas de aplicación mencionadas son igualmente buenas y puedes intercambiar las técnicas libremente. Algo que suele pasarse por alto es que las bases de maquillaje suelen ir con un determinado aplicador, ya que la consistencia del producto determina la forma de aplicación. Aplica con toquecitos suaves la base de maquillaje en la cara. Si deseas obtener un mayor grado de cobertura, aplica más capas del cosmético gradualmente. Usa un corrector sólo cuando necesites cubrir las decoloraciones, las marcas de acné y las ojeras. Al final, fija el maquillaje con un polvo transparente que sea capaz de ajustarse a tu tono de piel y a la tonalidad de la base de maquillaje.